Marcha contra el cáncer

25 DE JUNIO 2017 ZARAGOZA/TERUEL

InscripcionesInscripción Zaragoza: Del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

InscripcionesInscripción Teruel: Del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

Sabemos que se puede
hacer algo importante, pero
sin financiación es imposible
ANNA BIGAS, investigadora

Hay proyectos que podrían cambiar el mundo, pero no siempre consiguen la financiación necesaria para ponerse en marcha. En este punto se encontraba hace cinco años la científica Ana Bigas y su grupo de investigación del IMIM de Barcelona, cuyo ambicioso proyecto de investigación oncológica pretende descifrar por qué hay pacientes con un determinado tipo de cáncer que no responden bien a los tratamientos y, por lo tanto, fallecen.

Cuando las oportunidades de llevarlo a cabo parecían perdidas, la Fundación científica de la Asociación Española contra el Cáncer dio luz verde al proyecto con financiación privada por valor de un millón de euros. Bigas, de 51 años, reconoce que de no ser por esta ayuda, no se podría llevar a cabo. “Es un proyecto de mucha envergadura, la secuenciación de todas las muestras de pacientes que necesitamos cuestan muchísimo dinero, pero si nos hemos comprometido a hacerlo es porque pensamos que se puede hacer algo importante”, asegura.

El cáncer es un campo donde hay
mucha investigación hecha, pero
todavía hay más por hacer
PABLO IRUZUBIETA, estudiante de Medicina

El sueño de Pablo Iruzubieta es combinar algún día la investigación con la práctica clínica: ver pacientes en un hospital e investigar también en un laboratorio. A sus 23 años, este estudiante de quinto de Medicina no está tan lejos de lograrlo.

Gracias a una beca de la Asociación Española contra el Cáncer colabora desde el pasado mes de noviembre con un grupo de investigación oncológica de la Universidad de Zaragoza. "La investigación es algo que te tiene que gustar, no te pueden obligar a hacerla porque requiere tiempo, esfuerzo y muchos intentos; pero si la haces es fácil que te guste porque al final con trabajo suele salir alguna cosa", confiesa Iruzubieta.

En el futuro, tiene claro que le gustaría combinar la práctica clínica con la investigación oncológica, porque “el cáncer es un campo donde hay mucha investigación hecha, pero todavía hay más por hacer”.

Hay que normalizar los sentimientos
y no caer en la tiranía de lo positivo
SARA LÓPEZ GRACIA, psicóloga de la AECC

Prestar apoyo asistencial y psicológico tanto a grupos de terapia como a pacientes o familiares de enfermos con cáncer. Ese es el objetivo fundamental con el que se levanta cada mañana desde hace cuatro años la zaragozana Sara López Gracia, psicóloga de la Asociación española contra el cáncer (AECC).

Solo en 2016, un total de 735 personas han sido atendidas por los servicios de esta entidad en Aragón: el 4,34%, por un médico o sanitario; el 33,18%, en atención social; y la mayoría de ellos (el 62,48%) recibió asistencia psicológica. “Los pacientes o familiares que llegan a nosotros son personas que han dado un paso importante. Pedir ayuda implica aceptar la propia fragilidad y no siempre es fácil”, reconoce López.

A la hora de ayudarles, el primer paso se centra en desterrar falsas creencias y normalizar las emociones para que el paciente se adapte mejor a su situación y no entre en conflicto con lo que está sintiendo. “A veces se le da un peso excesivo al estado de ánimo, que no permite a la persona sentir otras emociones no tan agradables. Hay que normalizar esos sentimientos y no caer en la tiranía de lo positivo”, asegura la psicóloga de la AECC.

El voluntariado te enseña el
lado humano que también
tiene la enfermedad
MARÍA PASTOR, voluntaria en el Hospital Infantil

El ‘hobbie’ de María Pastor, de 25 años, es algo diferente al del resto de su generación. Desde hace cuatro años se dedica a ayudar a niños con cáncer en el Hospital Infantil, donde colabora como voluntaria de la AECC.

Esta es una causa que le nace de dentro. Su padre padeció la enfermedad cuando ella era solo una adolescente y en su recuerdo de aquellos meses permanecen quienes hoy podrían ser sus compañeros. “Me acuerdo de ir con él al hospital y ver siempre a unos señores en los pasillos que me explicaban lo que hacían, así que a los años de que mi padre falleciera, decidí probar como voluntaria porque pensaba que podía dar más a otras personas de lo que hice por mi padre en su día”, confiesa.

Tras afrontar así una causa personal que tenía pendiente, María asegura que no se arrepiente de haberlo hecho; que su experiencia como voluntaria le ha ayudado a entender mejor la enfermedad, a ser consciente de que le puede pasar a cualquiera. “El voluntariado te enseña el lado humano que también tiene la enfermedad. Los niños, aunque son muy pequeños, son conscientes del problema que tienen y desconectan súper rápido. Cuando te ven solo quieren jugar y si saben que vas a ir, te los encuentras ya cinco minutos antes de que subas esperándote con una sonrisa”, cuenta.

Me han dado el coraje para
seguir adelante y ver lo
bueno que tiene vivir
MYRIAM BERNAL, paciente con cáncer de colon

A Myriam Bernal, de 34 años, le diagnosticaron un cáncer de colon cuando ella y su marido buscaban tener un segundo hijo. Ahora, ya operada y tras terminar la quimioterapia en noviembre, acude a revisiones cada tres meses y recibe ayuda en la sede de la AECC.

Más allá del aspecto físico, confiesa que la enfermedad también le ha cambiado por dentro, “que vives con el miedo de que te vuelva a pasar, y eso te hace disfrutar más de las pequeñas cosas cada día”. Esta es una lección que también ha aprendido de la mano de la AECC, gracias a su psicóloga y al grupo de resiliencia de la asociación. “El trabajo que hacen ahí es impresionante. En mis peores momentos me han animado y dado el coraje necesario para seguir adelante, buscando mis propios recursos para levantarme cada día y ver lo bueno que tiene vivir”, dice agradecida.

Mi labor este año ha sido
apoyar a mi mujer y hacerle
ver que de esto se sale
ANDRÉS LÓPEZ BLANCO, familiar de paciente con cáncer

Cuando el zaragozano Andrés López y su mujer acudieron por primera vez de urgencia al hospital nunca imaginaron que ella podría tener cáncer de colon. “Al principio ni te lo imaginas, piensas que no te puede pasar a ti, pero nos empezaron a dar malas noticias, una detrás de otra, y al final fue que sí”, relata López, de 40 años.

Por entonces, la pareja iba en busca de su segundo hijo. Querían darle un hermanito a su pequeño Marcos, de 4 años. El médico que les atendió era amigo de la infancia y les transmitió la noticia de la forma “menos dura”. Tenían miedo a que el tumor se extendiera y que Mayte desarrollara un cáncer de ovarios. “No nos podíamos arriesgar…”, les dijeron los cirujanos. Al empezar el tratamiento, y tras una extirpación preventiva de ovarios, la familia tuvo que cambiar el ‘chip’ para poder estar a su lado. “Había que quitarle la responsabilidad de llevar todo encima y mi labor en este año ha sido esa; el apoyo y hacerle ver que de aquí se sale”, afirma.

Sobre AECC


Fruto de las redes sociales y de la modernización propia de los últimos años, la Asociación Española contra el Cáncer se ha hecho más cercana a la sociedad. Hoy atiende de manera universal y gratuita no solo a quienes padecen un cáncer, sino también al entorno de quienes lo sufren para ser un apoyo más en la lucha contra la enfermedad.

Pese a la ingente labor realizada en los últimos diez años, desde esta entidad aragonesa reconocen que el esfuerzo que se realiza es “pequeño” en comparación con todo lo que la sociedad necesita, pero “intenso y muy importante”. De hecho, en los últimos cinco años se han destinado a la investigación más de 29 millones de euros.

El verdadero reto: poder encontrar algún día la cura para una enfermedad que, aunque cada vez es más frecuente, cada vez se cura más.

Inscripciones

Zaragoza

25junio2017

puerto venecia
Inscripciones

Inscripciones: del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

Teruel

25junio2017

Plaza San Juan
Inscripciones

Inscripciones: del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

Inscripciones

Inscripciones: del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

Inscripciones

Inscripciones: del 25 de mayo al 21 de junio de 2017

marcha 2015

marcha 2016

Colaboradores


© Marcha contra el cáncer | Heraldo.es Aviso Legal